MACULATURAS DE FERNANDO PAGOLA

Maculaturas es el resultado de saber reposar en el tiempo una intensa experiencia técnica y una experiencia creativa muy propia. Son pliegos que no se desechan, no son pliegos mal estampados ni manchados. Son obras nobles, son estampas de excelencia, que forman parte de un corpus de obra gráfica original magnífico, firmado y numerado por Fernando Pagola (San Sebastián, 1961).

La primera vez que el pintor alojó su creatividad en el Taller 6a, fue en 2010. Los resultados junto con obras únicas se presentaron en sociedad bajo el título A la sombra de Perkain. El día que acabó su estancia en el Taller, tras meses de trabajo, articuló una sola frase: “Ahora es cuando empezaría de nuevo”. Hoy esa afirmación, entonces con cierto pesar, cobra un nuevo sentido. Es justo en ese instante donde empezó a reposar, a asumir, lo que 13 años después se ha convertido en su segunda muestra individual en la Casa 6a.

Podríamos estar ante una necesidad creativa, a momentos vital, con la capacidad de apoderarse de la técnica y de todas las posibilidades que ofrece un soporte papel poco convencional. Supo el pintor reconocer en las huellas que iban dejando las estampaciones de las ediciones sobre las máculas, un importante estímulo para abrir nuevas vías de creación. De lo que no éramos conscientes es que conllevaría un gran reto técnico, sólo superado gracias a un mano a mano entre el artista y el jefe técnico del Taller 6a, Francesc Campins.

Ciertamente el incesante desarrollo en el campo de la investigación ha sido clave a lo largo de más de 40 años de historia dedicados a las técnicas de estampación tradicionales. Hemos sabido encarar los retos, pero también superarlos. Es un modo de hacer, una filosofía, que nos aproxima a una obra gráfica original de gran nivel, exigente.

Agradecemos poder colaborar con autores de una obra coherente y honesta, que lejos de conformarse se someten a la búsqueda constante. Ese inconformismo nos hace crecer, seamos técnicos, o meros espectadores. Pagola es un claro ejemplo.

Nuestro objetivo es y debe ser siempre, satisfacer los procesos creativos de los autores, generando proyectos expositivos con el sello de la excelencia y la calidad, en los que la obra única convive en equilibrio con la obra gráfica original como medios expresivos autónomos, aunque complementarios.

El reto técnico al que nos ha invitado Fernando Pagola nos ha alejado sobremanera de la zona de confort que ofrece el papel de algodón 100 %, para iniciar una travesía sobre el papel manila y papel de seda. Papeles destinados habitualmente a pruebas, a proteger la estampa durante procesos de estampación, secado y planchado. Papeles poco nobles, que al primer tacto favorecen muy pocas opciones.

E aquí la capacidad de quien se sabe conocedor de los papeles más dispares de poco gramaje, de convertir lo que a ojos de muchos sería poco noble, en belleza, en obra, en arte. Esta muestra tiene nombre propio: Fernando Pagola.

Pliegos que van creando estructurando geometrías estudiadas, planos de color intensos, juegos de profundidad y superposición, gracias a la finura del propio soporte y las consecuentes transparencias y de repente las cicatrices en el papel se tornan bellas, suman, no son errores técnicos, forman parte de la conciencia de la propia obra.

Fernando Pagola ha sabido ver en la aparente pobreza y fragilidad de un material nobleza gracias a trabajarlo con respeto y delicadeza.

El corpus de obra gráfica original se acompaña de una magnífica serie de obras únicas sobre papel montadas en madera, que hacen de Maculaturas una muestra completa, rigurosa, sólida y noble, que lejos de cerrar un ciclo, nos invita a ver belleza donde antes mostrábamos indiferencia ante lo común, en el taller, en la exposición, en la vida misma, sin fin.

Category
Exposiciones